Gastronomía

Disfruta de la cocina manchega.

La cocina de Alcalá del Júcar, como toda la de la provincia de Albacete, se basa fundamentalmente en la calidad de sus materias primas y en el respeto a sus tradiciones. Por otra parte, muchos de sus platos típicos están estrechamente relacionados con el calendario de fiestas y celebraciones, combinando lo mejor de la tradición manchega y mediterránea.


Entre ellos destaca los gazpachos, el más conocido de los platos manchegos, preparados con carne de caza, además de el morteruelo, plato típico de la matanza, el atascaburras, el moje, las migas ruleras y migas dulces, las gachas y las patatas a lo pobre, la olla de aldea, caldo de patatas con caracoles, arroz con serranas de monte, los cangrejos fritos. En Semana Santa, las pelotas de relleno y potaje de ajo. Igualmente típicos son la paella de pollo y conejo y el arroz caldoso con verduras.
Lugar destacado ostentan el cordero y el cabrito, preparados de muy diversas formas, las carnes de caza (liebre, conejo y perdiz), el lomo de orza y todo tipo de embutidos.